Saltar al contenido

¿Cómo ahorrar energía eléctrica? 👍 Todos los tips y recomendaciones para ahorrar en iluminación y en el uso de los electrodomésticos

Ahorrar con el consumo de los electrodomésticos

Existen diferentes formas de ahorrar energía eléctrica en un hogar (también se equipara con un comercio). Cada uno de los aparatos o artefactos eléctricos, incluidos los de la iluminación, que se usan en el hogar, consumen diferentes cantidades de energía eléctrica, dependiendo de su eficiencia energética y de cuánto tiempo se los utilice durante el día, mes o año. Pero también existen otros factores que influyen en el ahorro de electricidad en una casa y que debemos tener en cuenta si realmente deseamos conseguir disminuir el consumo y, por ende, el importe que vamos a pagar por él.

Índice

Ahorro de energía eléctrica en iluminación

La iluminación representa una tercera parte del consumo de energía eléctrica en cualquier hogar y, por ende, de lo que se paga en la factura por consumo de electricidad.

Ahorro eléctrico en iluminación

Sustituir lámparas para ahorrar energía eléctrica

La forma más sencilla de ahorro de energía eléctrica en una casa consiste en sustituir las lámparas incandescentes (bombillas), si aún tiene alguna, por lámparas fluorescentes compactas (ahorradoras), y aún mejor, por iluminación LED (la mejor en ahorro).

El sustituir las lámparas ineficientes por una tecnologías más eficientes da como resultado un ahorro de energía eléctrica del 50% a 75%, además de producir igual o mayor iluminación.

Bombillas incandescentes vs bombillas fluorescentes compactas

Los beneficios de las lámparas fluorescentes compactas contra las lámparas incandescentes son:

  • Las luces fluorescentes compactas duran hasta 10 veces más que las incandescentes.
  • Aportan mayor Iluminación.
  • Consumen una tercera parte de energía.
  • Aportan menos calor.

Bombillas fluorescentes compactas vs lámparas LED

Los beneficios de la iluminación de tecnología LED versus las lámparas fluorescentes compactas son:

  • Las lámparas de LED duran, por lo menos, 3 veces más que las fluorescentes.
  • Las iluminación LED es más brillante o, a lo sumo, igual que la de fluorescente.
  • La luz fluorescente es más uniforme y las LED más direccionales.
  • Las lámparas de LED encienden en forma instantánea, a diferencia de las fluorescentes que tienen una pequeña demora en el encendido.
  • La luz LED no es sensible a bajas temperaturas.
  • Las lámparas LED están disponibles en diferentes tonalidades de luz.

Tabla de equivalencias de bombillas incandescentes, fluorescentes y LEDs

Actualmente existe una gran variedad de modelos de lámparas fluorescentes compactas y de LEDs para sustituir directamente a una lámpara incandescente. Veamos cuales son las equivalencias aproximadas entre las lámparas y los lúmenes que producen, y el ahorro de energía eléctrica en porcentaje con respecto a las lámparas incandescentes.

Incandescente
(Lámpara ineficiente)
Fluorescente Compacta
(Lámpara eficiente)
LED
(Lámpara super eficiente)
Lúmen (lm)
Equivalente
500 W160 W80 W6400-7200
400 W150 W70 W6300-7000
250 W100 W50 W4500-5000
150-300 W90 W45 W3500-4200
120-270 W80 W40 W3000-3600
200 W60 W30 W2300-2750
165 W50 W24 W1800-2100
140 W40 W18 W1250-1500
60-120 W30 W15 W1100-1300
110 W24 W14 W1000-1200
80-100 W24 W12 W900-1000
60-70 W20 W10 W800-980
50-80 W20 W9 W700-850
45-60 W13 W7 W500-620
40 W11 W6 W450-520
35-45 W11 W5 W380-450
35 W10W4 W300-360
25 W8 W3 W200-280
15 W2 W180-250
10 W1 W70-100
0%60% o más.80% o más.AHORRO

Recomendaciones:

  • Compre sólo lámparas fluorescentes compactas o LED de marca reconocida.
  • Para mantener la misma tonalidad de luz, adquiera las lámparas que tienen en el empaque leyendas como «luz cálida» o «luz amarilla».
  • Realice una buena limpieza en las lámparas que se encuentren sucias, independientemente de la tecnología, lo que mejorará el nivel de iluminación.

Aproveche al máximo la luz natural

La luz más optima en términos económicos es aquella que es gratis. Es así que la mejor opción que tenemos a la hora de ahorrar energía eléctrica es utilizar lo máximo posible la luz natural, además de tener otras ventajas desde el punto de vista fisiológico, lo que está fuera del alcance de este artículo.

En primer lugar, apague la iluminación en las áreas donde se tenga suficiente aportación de luz natural, así como en las áreas exteriores.

Si vive en un lugar de clima cálido, cierre las persianas en el día, pues al abrirlas entrará la luz natural, pero también el calor y, en todo caso, el costo de la iluminación artificial es más bajo que el de climatizar la habitación. En este caso, lo ideal es utilizar en las ventanas una lámina con filtro IR (infrarrojo) para que ingrese la luz natural pero no deje pasar el calor de la radiación solar, por lo que se logra un buen balance.

Pinte las paredes de su hogar con colores claros; esto ayuda a aprovechar mejor la luz, tanto la natural como la artificial.

Realice el mayor número de actividades aprovechando la luz solar. Piense o haga una lista de todo lo que puede realizar durante el día y no dejarlo para la noche. Por ejemplo, es mejor lavar, planchar y hacer el aseo durante el día con luz natural.

Ahorrar con el consumo de los electrodomésticos

Cada uno de los artefactos eléctricos que se usan en el hogar consumen diferentes cantidades de energía eléctrica, dependiendo de su eficiencia energética y de cuánto tiempo los utilice usted al día, semana o mes, así como de otras condiciones.

Ahorrar con el consumo de los electrodomésticos

Por ejemplo, el tostador de pan y la plancha funcionan con resistencias que convierten la electricidad en calor y consumen mucha energía; sin embargo, el tostador se utiliza sólo durante algunos minutos, mientras que la plancha se usa más tiempo y, por lo mismo, consume más electricidad.

Los motores de la lavadora de ropa, de la aspiradora y la licuadora tienen diferentes potencias y, por ende, es diferente su nivel de consumo eléctrico. Lo mismo podemos decir del radio y de la televisión: si ambos están encendidos muchas horas, usted pagará más por lo que consuma el televisor que por el radio, ya que el primero es de una mayor potencia.

Cabe señalar que, como dijimos al comienzo, la iluminación representa la tercera parte del consumo de energía eléctrica en el hogar, pero si usted tiene un sistema de aire acondicionado en su casa, el panorama puede ser otro. El refrigerador es también uno de los aparatos que más consumen energía eléctrica y debido a ello, en este mismo portal le hemos dedicado una sección especial.

Consumo de electricidad de los electrodomésticos

En usos normales, los artefactos que más consumen energía se enlistan a continuación en un orden decreciente, el cual puede variar en función de los watts de potencia de cada uno y del tiempo que usted los utilice al día, semana o mes:

  • Refrigerador.
  • Lavadora (lavarropas) y secarropas.
  • Plancha.
  • Computadora y televisión.
  • Audio y video.
  • Otros electrodomésticos.

Todos estos aparatos son de una gran utilidad para los miembros de la familia. Por tal motivo, conviene observar las siguientes recomendaciones generales:

Certificado de eficiencia energética
  • Elija, siempre que pueda, los electrodomésticos que tengan el certificado de eficiencia energética con una A o A con todos los signos más (+) posibles.
  • Mantenga siempre limpios los aparatos eléctricos, principalmente los de la cocina. Elimine los residuos de alimentos en el horno de microondas, tostador, extractor, etc. Conservarlos en buen estado prolonga su duración y reduce el consumo de energía eléctrica y los gastos, como también contribuye a la seguridad de la familia.
  • Utilice todos los aparatos de acuerdo con las recomendaciones de uso, mantenimiento y seguridad que aconseje el fabricante.
  • Revise cuidadosamente aquellos aparatos que al conectarse producen chispas o calientan el cable. No los use antes de resolver el problema. En todo caso, es recomendable que esto lo haga un técnico calificado.
  • Apague los aparatos que producen calor antes de terminar de usarlos -plancha. tubos o pinzas para el cabello, parrillas, ollas eléctricas, calefactores- para aprovechar el calor acumulado.
  • Desconecte los aparatos desde la clavija, nunca jale el cable. Es importante mantener en buen estado tanto el cable como el enchufe.
  • Evite mantener encendidos innecesariamente televisores, equipos de sonido y todos aquellos aparatos que no se estén utilizando, ya que además de evitar ahorrar energía eléctrica, los equipos tendrán un envejecimiento más rápido y acabarán por no servir.
  • Pique la comida antes de licuarla, afile las aspas de la licuadora periódicamente y cámbielas si se rompen.

Recomendaciones para mejorar el consumo del refrigerador

El refrigerador o heladera es uno de los artefactos que consumen mayor energía en el hogar, principalmente porque se encuentra funcionando las 24 horas del día. Tome en cuenta las siguientes recomendaciones para mejorar el consumo del refrigerador:

  • Coloque el refrigerador en un lugar con suficiente espacio para permitir la circulación del aire por la parte posterior (10 cm aproximadamente), los lados (5 cm aproximadamente) y la parte superior (2,5 cm cómo mínimo), y evite colocar objetos que obstruyan una adecuada ventilación, ya que de lo contrario el aparato trabajará más y, por tanto, tendrá un mayor consumo de electricidad.
Distancia mínima con el refrigerador
  • Instálelo en donde no esté al alcance de los rayos del sol, la estufa, el calentador de agua y otras fuentes de calor, pues cerca de ellos tiene que trabajar más.
  • Revise que el refrigerador esté nivelado, ya que si su base o el piso están desnivelados, el cierre de la puerta sellará mal.
  • Siguiendo en la línea del punto anterior, asegúrese que la puerta cierre herméticamente y que no deje que el aire frío interior se escape. Esto lo puede comprobar poniendo una hoja de papel al cerrar la puerta; si ésta cae o se desliza.
Cierre hermético de la puerta del refrigerador
  • Además de verificar siempre que la puerta esté bien cerrada y no ha quedado entreabierta, intente abrir las puertas solo cuando efectivamente lo necesita, pues un refrigerador trabaja con mayor eficiencia cuando se abre lo menos posible.
  • Evite introducir alimentos calientes dentro del aparato, permita que se enfríen a la intemperie antes de guardarlos, pues de este modo evidentemente también trabajará menos su refrigerador.
Evite la comida caliente en la heladera
Foto de PxHere
  • Use la temperatura correcta del refrigerador para conservar los alimentos. El ajuste del termostato debe estar entre los números 2 y 3 (temperatura media) en lugares de clima templado y entre 3 y 4 (temperatura media/alta) en aquellos sitios más calurosos.
Ajuste del termostato del refrigerador
  • Mantenga los alimentos cubiertos, así se conservan mejor y será menor el acumulamiento de humedad en el interior del refrigerador.
  • Descongele con regularidad su congelador, si es de deshielo manual. En refrigeradores de este tipo o semi-automáticos, revise que la cantidad de escarcha que se forma en el congelador no sobrepase el medio centímetro; descongélelo antes de que esto ocurra.
  • Limpie periódicamente la parte posterior del refrigerador. Si la rejilla posterior está sucia, puede ocasionar costos más altos de operación del aparato. Las rejillas que se encuentran en la parte posterior o inferior delantera del mismo, deberán ser revisadas y limpiadas cuando menos dos veces por año.
  • Si sale de vacaciones por más de 15 días, desconecte el refrigerador, límpielo y deje las puertas abiertas para que se ventile y no guarde olores desagradables.

Como bajar el consumo de la lavadora (o lavarropas) y el secarropas

Bajar el consumo de la lavadora de ropas

La lavadora de ropas es un aparato importante en el hogar, ya que en gran parte depende de ella nuestra higiene personal. Su consumo de electricidad es alto, pero usted puede reducirlo siguiendo los siguientes consejos:

  • Deposite siempre la cantidad de ropa indicada como máximo permisible, ya que si pone menos, gastará agua y electricidad de más, y si pone más de lo permitido, la ropa quedará mal lavada y se corre el riesgo de forzar el motor.
  • Use siempre el ciclo más corto posible para un lavado apropiado.
  • Evite utilizar agua caliente en la lavadora, a menos que la ropa esté demasiado sucia. Además, asegúrese que el enjuague se haga con agua fría.
  • En el caso de la secadora de ropa, utilícela sólo cuando sea indispensable; aproveche el sol para secar la ropa, ya que además ayudará a eliminar bacterias.
  • Use sólo el detergente o jabón para ropas indispensable, el exceso produce mucha espuma y hace que el motor trabaje más de lo necesario.

Cómo disminuir el gasto de energía eléctrica de la plancha

Disminuir el gasto de energía eléctrica de la plancha

La plancha es uno de los aparatos que más consume energía, porque como dijimos al principio, utilizan resistencias eléctricas que tienen un alto e ineficiente consumo. Por eso, es conveniente seguir las siguientes recomendaciones si queremos que su uso no incida en forma muy importante en nuestra factura de electricidad:

  • Al igual que la lavadora, es conveniente utilizar la plancha cuando hay suficiente ropa que justifique su utilización. Solo en el encendido y hasta que se calienta, consume energía que no es útil, por lo que cada vez que se enciende la plancha esta energía se desperdicia.
  • Siempre que sea posible, adquirir ropas con tejidos que no necesiten o tengan baja necesidad de planchado. Incluso existen nuevos jabones para la ropa que colaboran con este objetivo, disminuyendo las arrugas de la ropa.
  • Tanto el secado de la ropa como su posterior guardado pueden ayudar a utilizar menos la plancha y ahorrar energía eléctrica. Teniendo cuidado al colgar, estirando bien la ropa o utilizando perchas tanto en el secado como en el guardado, se disminuye el consiguiente uso de la plancha.
  • Tener todas las prendas organizadas antes de comenzar a planchar ayudan a mejorar el consumo de energía, disminuyendo los tiempos muertos que hay entre prenda y prenda. Acomodar prolijamente la ropa que se va a planchar y tener un lugar destinado a su posterior guardado a mano.
  • Regula correctamente la temperatura de la plancha según cada tipo de tejido. Puedes organizar las prendas según la necesidad de temperatura de mayor a menor, dejando para el final aquellas prendas que necesitan menos calor y que se puedan planchar una vez que la plancha ha sido desconectada, solo con el calor residual. Tanto las etiquetas como la experiencia harán que sepamos qué prendas necesitan más y cuáles menos temperatura.
  • Optimizar la superficie de planchado, utilizando una tabla cómoda en altura pero además, con una envoltura que conserve el calor. Usar una funda especial acolchada, con una superficie que suele ser metalizada o aluminizada, ayudará a que el calor no se desperdicie y regulemos la plancha en una temperatura por debajo de la necesaria si no la tuviéramos.

El consumo de energía de la aspiradora

Consumo de energía de la aspiradora

Aunque la aspiradora no es uno de los electrodomésticos que más consume ni que más tiempo funciona, siempre es posible mejorar el consumo de electricidad y, además, alargar su vida útil. Algunos de los consejos que podemos dar con respecto a la aspiradora son:

  • Mantenga la aspiradora en buen estado general.
  • Revise que las mangueras de succión estén en buenas condiciones.
  • Procure utilizar la boquilla adecuada a la superficie que va a aspirar.
  • Limpie los filtros al terminar de usarla.

Ahorrar energía eléctrica al utilizar la televisión

Ahorrar energía eléctrica al utilizar la televisión

Es frecuente que en los hogares no sólo haya un televisor, sino dos o más, cuyo consumo de energía eléctrica va a depender, sobre todo, del tiempo que éstos permanezcan encendidos. Por ello, le sugerimos aplicar las siguientes recomendaciones de ahorro de energía en el uso de los televisores:

  • Encienda el televisor sólo cuando realmente desee «ver» algún programa. En muchos hogares solo utilizan el televisor como acompañamiento de fondo o «ruido blanco», aunque no le presten atención. Recuerde que para oír música solamente, es mejor usar un radio, ya que éste consume menos energía. Las pantallas, aunque veamos en negro total, consumen energía eléctrica.
  • Siempre que puedan, reúna a los miembros de la familia ante un mismo aparato televisor cuando deseen ver el mismo programa.
  • Mantenga bajos los niveles de iluminación en el lugar donde está instalado el televisor, así se evitarán los reflejos en la pantalla y ahorrará energía en iluminación. Asegúrese de adaptar la configuración del televisor al lugar en el cuál está ubicado, con la luz, el brillo y el volumen de sonido justos.
  • En relación al punto anterior, muchos televisores modernos tienen una opción de ahorro de energía, que lo ponen en la configuración adecuada para consumir lo menos posible de electricidad.
  • Use el reloj programador (sleep-timer); de esta manera, el aparato se apagará en caso de que a usted lo venza el sueño antes de terminar de ver su programa.
  • Si su televisor utiliza regulador de voltaje, apáguelo también cuando deje de ver la televisión.
  • El modo stand-by en el que se encuentran los televisores la mayor parte del día, suman a la factura de consumo eléctrico de este electrodoméstico hasta un 10 o 12 porciento. Teniendo en cuenta esto, se pueden emplear regletas con interruptores que desconectan este y otros electrodomésticos que tengan el modo «en espera» completamente del circuito eléctrico en los momentos del día en que no se utilizan o durante la noche.

El consumo eléctrico de los artefactos electrónicos de audio y video

Cada uno de los aparatos electrónicos que se usan en el hogar, consumen diferentes cantidades de energía, dependiendo de su eficiencia energética y de cuánto tiempo los utilice usted al día o a la semana, así como de otras condiciones.

Consumo eléctrico de los artefactos electrónicos
Foto de PxHere

Por ejemplo, si el radio y la televisión están encendidos muchas horas, usted pagará más por lo que consuma el televisor que por el radio, ya que el primero es de una mayor potencia.

Estos aparatos son de una gran utilidad para los miembros de la familia, por lo que conviene observar las siguientes recomendaciones:

  • No deje encendidos radios, televisores u otros aparatos electrónicos cuando nadie los está utilizando.
  • Mantenga siempre limpios los aparatos eléctricos. Conservarlos en buen estado prolonga su duración y reduce el consumo de energía y los gastos, como también contribuye a la seguridad de la familia.
  • Utilice todos los aparatos de acuerdo con las recomendaciones de uso, mantenimiento y seguridad que aconseje el fabricante.
  • Revise cuidadosamente aquellos aparatos que al conectarse producen chispas o calientan el cable. No los use antes de resolver el problema. En todo caso, es recomendable que esto lo haga un técnico calificado.
  • Desconecte los aparatos desde la clavija, nunca jale el cable. Es importante mantener en buen estado tanto el cable como el enchufe.
  • Evite mantener encendidos innecesariamente televisores, videocaseteras, DVDs, equipos de sonido y todos aquellos aparatos que no se estén utilizando, ya que además de desperdiciar energía, los equipos tendrán un envejecimiento más rápido y acabarán por no servir.

Energía en espera «vampiros»

En los últimos años, el desarrollo de la electrónica se ha intensificado en diversos campos, incluyendo a los aparatos electrodomésticos y de oficina. Si bien con ello se ha incrementado la confiabilidad, funcionalidad y eficiencia de los mismos, el avance tecnológico ha implicado que muchos de estos equipos al permanecer conectados (como «vampiros») al circuito de alimentación, continúen consumiendo energía eléctrica aun cuando permanezcan supuestamente «apagados» o no estén efectuando su principal función, lo que significa un desperdicio de electricidad que el usuario tiene que pagar.

A este consumo de energía que realizan diversos aparatos electrónicos de manera pasiva, se le conoce como: energía de espera, energía de reposo, modo inactivo o modo dormido, aunque también se le considera como energía de desperdicio («standby power», «sleep mode», «standby losses» o «leaking electricity», respectivamente, por sus denominaciones en inglés), su crecimiento ha sido tan rápido como su aplicación en cada vez más electrodomésticos.

Se ha podido confirmar que algunos de los equipos que permanecen conectados las 24 horas del día llegan a consumir más energía -o desperdiciarla- que cuando están en uso efectivo; por ejemplo, un mini componente de audio de cierta marca consume 30 watts «apagado» y 36 encendido; además, hay que tomar en cuenta que en cualquier hogar puede haber hasta 10 ó más «vampiros», que realizan un consumo continuo, acumulativo y sin utilidad; en casos críticos, esto equivale a tener encendido un foco de 60 watts todos los días.

¿Qué hacer para evitar el consumo de los artefactos «en espera»?

Para reducir los consumos parásitos o innecesarios de estos equipos, se debe entender que la energía está siempre en función de la potencia y el tiempo; por ello, nos conviene reducir el tiempo de uso o consumo de energía, lo que puede ser tan simple o sofisticado como lo siguiente:

  • Desconecte la carga (retirar la clavija del contacto).
  • Use un interruptor manual o un multicontactos desde el cual se pueda cortar la corriente de suministro.

Una opción podría ser un interruptor en el mismo artefacto del tomacorrientes, que corte completamente el suministro de energía en el enchufe y por consiguiente, en el aparato electrónico que pueda tener un consumo de energía eléctrica «vampiro».

Tomacorrientes con interruptor

O utilice elementos más sofisticados, como en las computadoras, para apagar totalmente el equipo, pero sin desconfigurar sus funciones.