Caracteristicas de los LED

Califica este artículo

Los diodos luminiscentes, más conocidos por sus siglas en inglés LED (Light-Emitting Diode) aún representan una novedad en el mercado de la iluminación de exteriores que es preciso estudiar y valorar por su potencial de desarrollo futuro en lo que se refiere a la eficiencia energética, al control de las diferentes formas de contaminación lumínica y a su capacidad de regulación por medios electrónicos.


leds

La aparición del primer LED comercial se produjo en 1962, si bien solo emitía luz roja tenue, por lo que únicamente se empezó a usar para señalización o como LED de funcionamiento en dispositivos electrónicos. A finales de la década de los años ochenta y principios de los noventa, además de los LED rojos, se desarrollan los LED amarillos, verdes, azules y, por tanto, los blancos.

Se incrementa sustancialmente su rendimiento y en los años noventa la tecnología LED conquista la industria del automóvil y la industria de paneles luminosos (displays) para dispositivos electrónicos.
En la última década, de 2000 a 2010, es cuando se incrementa exponencialmente el rendimiento de los LED blancos y se inicia la conquista de la industria de la iluminación.
Los LED de luz «blanca» se basan en el LED azul con una corrección de color mediante una capa de fósforos, de manera análoga a los tubos fluorescentes. La máxima eficacia se obtiene con la mínima capa de fósforos posible, con lo que la luz emitida tiene una temperatura de color superior a los 6.000 K (a mayor temperatura de color mayor rendimiento, peor índice de reproducción cromática-IRC-, mayor sensación de luz fría y peor confort visual).

tabla 1

Para conseguir luz con una temperatura de color más cálida cercana a los 3.000 K debe incrementarse la capa de fósforos, con lo que la eficacia disminuye considerablemente. En el proceso de fabricación de un LED puede haber variaciones de las características del mismo que afecten al color o la temperatura de color. Un proceso posterior de selección (o BINNING) agrupa los LED según su tono, de forma que se garantice la uniformidad en el color de un grupo de LED o la tonalidad de los distintos módulos LED.

La eficacia del LED depende de la intensidad de funcionamiento. El LED puede ser alimentado a distintas intensidades, siempre a corriente continua y constante.Las corrientes estándar suelen ser 350 mA, 500 mA, 700 mA, 1 A y 1,5 A. La mayor eficacia se obtiene a 350 mA. No obstante, a doble intensidad de funcionamiento le corresponde tan solo un 1,65 de flujo luminoso. Asimismo, la eficacia del LED depende mucho de su temperatura de funcionamiento. El valor queda el fabricante del diodo se refiere a una medición del flujo de un LED en un encendido instantáneo en condiciones de laboratorio (Ta = 25° C) y con el LED a 25°. No es un valor que se pueda utilizar en una aplicación concreta y sin embargo es argumento comercial de venta. La variación del flujo luminoso y de la vida útil del LED con la temperatura dependerá de la aplicación concreta y será el proyecto técnico el que lo deberá confirmar debiendo calcularse para cada caso.