Inversores de Corriente aplicados a los Automotores. Tipos y usos

Inversores de Corriente - Tipos y usos

Un inversor de corriente es un dispositivo electrónico capaz de suministrarnos una salida de 220 Voltios alterna a partir de la tensión de una batería de, por ejemplo, 12 Voltios continua.


Con un inversor podemos hacer funcionar pequeños aparatos eléctricos o electrónicos sin necesidad de conexión a la red de suministro eléctrico. De esta forma, si disponemos de una batería, un panel solar y un inversor, tendremos un pequeño sistema de generación de 220V AC.

En este tutorial trataremos de ver los distintos tipos de inversores y de aconsejar el más adecuado para su uso en auto/caravanas.

Definir el máximo consumo posible

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tipo de utilización (carga que conectaremos) que queremos darle al inversor. Es decir, no es lo mismo un inversor para bobillas incandescentes, que para alimentar un sistema electrónico complejo (video, tv, DVD, etc.).

Así tendremos que hacer una pequeña lista con los distintos tipos de aparatos que queremos alimentar con el inversor y mirar la potencia que consume cada uno de ellos.

A la hora de determinar la potencia máxima de nuestro inversor, también tendremos que ver cuales de ellos van ha funcionar de forma simultánea, por ejemplo la TV y el vídeo, y sumar las potencias de ellos. Este valor es nuestro máximo consumo posible.

En contra de lo que pueda parecer, el rendimiento de un inversor es mayor cuanto más nos acerquemos a su potencia máxima.

Tipos de inversores de corriente

Tipos - Inversor de corriente de 600w

En función de la tecnología usada, podemos encontrar en el mercado los siguientes tipos de inversores de corriente:

1) Inversores de salida en “Onda Cuadrada”

Los inversores de corriente más sencillos son los de salida en “onda cuadrada”. Se podría decir que son los de peor tecnología, pero como contrapartida, también son los más baratos. Sirven principalmente para proveer corriente para las bombillas y poco más. Este tipo de inversores, pero de mayor potencia, son los usados en informática.

2) De salida en “Onda Cuadrada Modificada”

Son una evolución de los de “Onda Cuadrada”. Es un dispositivo muy similar pero que dispone de una etapa de salida adicional que suaviza los flancos de la onda cuadrada haciendo que se parezca algo más a una onda sinusoidal. Estos son algo más interesantes ya que van bien con algunos equipos electrónicos (ordenador, video, DVD).

3) Especiales con salida en “Onda Cuadrada Modificada”

Hay algunos fabricantes que dotan a sus inversores de “Onda Cuadrada Modificada” de características especiales que los hacen aptos para una mayor variedad de sistemas.

Entre estas modificaciones está el poder proporcionar grandes cantidades de intensidad de corriente durante un corto espacio de tiempo y el poder manejar cargas fuertemente inductivas.

De esta forma, este tipo de inversores de corriente son muy adecuados para alimentar televisores y electrodomésticos con pequeños motores (batidora, secador de pequeña potencia, etc.). Algunos incluso son capaces de trabajar con “grupos de frio ” (nevera con compresor). Como desventaja, su precio es un poco mayor que los inversores anteriores.

Elegir el inversor más adecuado para nuestra necesidad

Para una aplicación de tipo móvil o de uso no continuo, en una caravana (motorhome) o automotor, nunca usar un inversor de salida en “onda cuadrada”, como mínimo uno con salida en “onda cuadarda modificada” y mucho mejor si esta especialmente diseñado para TV y cargas inductivas (batidora). La potencia recomendada es de 300/500W.

Una característica muy importante es que disponga de un sistema de protección de la batería, de forma que si el voltaje de la misma baja de 10.5V, se desconecte automáticamente. De esta forma conseguiremos no acortar drásticamente la vida de la batería.

Si el uso es más continuado, o se requiere una mayor potencia (real) o simplemente un equipo que no nos cause ningún problema, lo más recomendable es un inversor con “salida sinusoidal real”. Su sobre precio está sobradamente justificado por la calidad y la tecnología del producto.

Instalación de inversores de corriente

Algunos consejos sobre la instalación de un inversor de corriente. Los valores son para un inversor de 250/300W:

  • Instalar el inversor lo más cerca posible de la batería auxiliar.
  • Utilizar, en lo posible, cables cortos y de 6 mm2 de sección.
  • Usar fusible de 25A. Si hay que poner un portafusibles aéreo, por que no tenga fusible el inversor, hay que asegurarse de que soporte dicha corriente. Mucho cuidado con este punto, ya que la mayoría de los portafusibles que se venden en las grandes tiendas son de 8A. Y, aunque pueda ponerse en él un fusible de 25A, no están preparados para soportar dicha corriente.
  • Si no dispone de sistema de protección de batería, incorporar uno entre la batería y el inversor de corriente.

Qué cable debo elegir en función de la longitud y la corriente

Qué cable debo elegir en función de la longitud y la corriente

Grafico de sección de cable, donde puede verse que con 16mm vamos muy sobrados aunque usemos 70A siempre que no pongamos un cable muy largo. Si el gráfico es real, estamos exagerando mucho los cables, aunque más vale prevenir.