Lo que debes hacer con la basura electrónica

El mundo de la tecnología cambia a diario, y desde nuestro teléfono móvil hasta nuestra computadora se hacen obsoletos con increíble rapidez. De hecho, alrededor de 22,000,000,000 de kilos de desperdicios electrónicos son recolectados anualmente; convirtiendo la chatarra electrónica en el sector con mayor crecimiento en la acumulación de basura. Pero, ¿Qué hacer con tu impresora vieja?, ¿Dónde tirar el televisor que ya no sirve?


Los aparatos electrónicos tienen componentes que al mezclarse con otro tipo de basura puede crear sustancias orgánicas perjudiciales para la salud de nuestros ríos y mares. Igualmente, pueden liberar metales tóxicos como plomo, mercurio o cadmio; capaces de afectar directamente la salud de animales y seres humanos. Es por ello que cada ciudad cuenta con centros especializados a los cuales puedes llevar tu basura electrónica y donde será descartada de forma adecuada.


Entonces, ¿Qué hago con mi basura electrónica?

En los centros de acopio para basura electrónica se encargaran de reparar aquellos aparatos que todavía pueden servir; estos son revendidos o donados. Los que no tienen arreglo son desmantelados por piezas; reciclando cada una de las partes según su materia prima y vendiéndolas a compañías que fabrican este tipo de aparatos.

Es fundamental que te asegures de tomar las medidas adecuadas para que tus aparatos electrónicos sean desechados de la manera correcta; solo un 18% de nuestra chatarra electrónica es reciclada, y como resultado, la contaminación ambiental crece minuto a minuto. En China y la India se encuentran los cementerios de basura electrónica más grandes del mundo, y como consecuencia, sus pobladores sufren graves señales de envenenamiento, al igual que sus animales y recursos naturales.

Puedes encontrar información sobre los centros de acopio cercanos a ti en internet o el directorio telefónico. También puedes visitar la página de “Green Peace Internacional”, en donde responderán tus dudas al respecto a través de correo electrónico sin importar en qué parte del mundo vivas. Igualmente, piensa dos veces antes de comprar un nuevo artefacto electrónico, asegúrate que realmente lo necesitas y si te es posible renta dichos equipos en vez de comprarlos.

Fuente: http://ar.mujer.yahoo.com