La experiencia de Faraday

Faraday trataba de descubrir si un campo magnético podía producir corriente eléctrica.
Hizo variados experimentos al respecto, también comprobó que obtenía resultados parecidos:

  • Si desplazaba el circuito cerca del imán sin mover éste.
  • Si hacía girar el circuito cerca del imán.
  • Si, utilizando un electroimán, hacía variar la intensidad que circulaba por el mismo.

En conjunto logró demostrar que:
La variación del campo magnético que atraviesa un circuito crea en él una corriente eléctrica (corriente inducida).
De esta manera consiguió abrir la puerta a la creación de corrientes eléctricas como veremos en el apartado siguiente.

En la primera de las dos imágenes vemos un circuito y un imán en reposo. Se han visualizado las líneas de fuerza del imán. No hay corriente eléctrica por el circuito.


En la segunda imagen hay un desplazamiento relativo entre el imán y el circuito (no importa si movemos el imán o el propio circuito). Mientras dura el desplazamiento, aparece una corriente en el circuito que ilumina la bombilla. Obsérvese cómo varía la forma en que las diversas líneas de fuerza atraviesan la bobina, mostrando que el campo magnético que la atraviesa está variando.
Al acabar el desplazamiento desaparece la corriente, que vuelve a aparecer si desplazamos el imán en sentido contrario.
Si en lugar de la bombilla hubiéramos colocado un galvanómetro (detector de corriente), habríamos podido comprobar que la corriente cambia de sentido cuando cambiamos también el sentido del movimiento del imán.

Comentarios

[fbcomments]