Generadores de Corriente

Las experiencias de Faraday nos permiten producir desde la dinamo de la bicicleta, a los grandes generadores de las centrales eléctricas.
La idea básica es mover un circuito eléctrico en un campo magnético.


Aunque en este caso hemos representado el generador por una sóla espira de forma cuadrada, en realidad se usan bobinas de gran número de espiras.

El secreto del generador radica en hacer girar esta bobina en el campo de un imán (en la figura tiene forma de herradura) o de un electroimán. En la figura lo haríamos por medio de una manivela, aunque para usos prácticos puede haber muchos mecanismos que produzcan este efecto.
Como había demostrado Faraday, este movimiento provocaría en la bobina (llamada inducido) una corriente cuyo sentido viene mostrado por las flechas negras. Los hilos conductores A y B, en contacto con los extremos de la bobina, transportan la corriente al circuito exterior.
La corriente que se produce cambia de sentido mientras gira el circuito, por eso la corriente producida se llama corriente alterna. La corriente que obtenemos en los enchufes de nuestros domicilios es de este tipo.
Como idea más importante, debemos recordar que:
Los generadores de corriente convierten la energía del movimiento en energía eléctrica.

En la imagen superior vemos el interior de un alternador real. En este caso el campo magnético es creado por un electroimán exterior (inductor)que rodea la bobina giratoria que es el inducido.

En la segunda imagen vemos la dinamo de una bicicleta, accionada por el giro de la rueda.
En este caso los bornes de contacto del inducido con el circuito exterior están dispuestos de forma que cambien su polaridad cada media vuelta. De esta forma se consigue que el sentido de la corriente sea siempre el mismo. Las dinamos producen corriente continua.