La importancia de los altavoces electrónicos en la domótica

Domótica, la importancia de los altavoces electrónicos

Hace 10, 15 o 20 años, cuando oíamos hablar de domótica, a todos se nos venía a la cabeza hogares controlados por un megaordenador que nos permitía ajustar todos sus elementos a nuestro antojo mediante comandos e instrucciones de voz. Un entorno de lo más futurista que parecía al alcance solo de los más ricos. Sin embargo, las bondades del altavoz inteligente nos han permitido acceder a muchas funciones que, aunque hoy nos parecen normales, en otros tiempos asociaríamos directamente a la ciencia ficción.

Las posibilidades domóticas del altavoz inteligente


Un altavoz inteligente es un dispositivo electrónico vinculado a nuestro smartphone o tablet mediante una señal inalámbrica Bluetooth y con micrófonos incorporados.

Además, incluye un asistente de voz como, por ejemplo, Google Assistant en los Google Home, Siri en los Apple HomePod o Alexa en los Amazon Echo.

El verdadero interés domótico está en ese asistente inteligente de voz. Podemos pedirle que reproduzca música, que nos lea las noticias del periódico o que nos diga qué tiempo va a hacer hoy. Incluso, con las instalaciones adecuadas, podemos pedirle que regule la iluminación de nuestro hogar, que baje o suba las persianas o que ponga en marcha la lavadora o cualquier otro electrodoméstico de nuestro hogar.

A esto habría que añadir, además, que los altavoces inteligentes nos permiten regular el termostato de nuestro sistema de calefacción o aire acondicionado, apagar o encender enchufes inteligentes, programar la grabación de un programa de televisión o establecer rutinas con las que ser más eficientes energéticamente.

Hablamos, por ejemplo, de adecuar el encendido de los aparatos de climatización a aquellos momentos en los que hay gente en casa. O de establecer que los electrodomésticos funcionen a aquellas horas en los que la electricidad sale más barata.

Sin duda, junto al desarrollo del 5G, los altavoces inteligentes supondrán una de las principales tendencias tecnológicas de 2020 y más allá de ese año. Parece que sus posibilidades son infinitas y que, en estos momentos, apenas hemos conseguido atisbar una pequeña parte de lo que son capaces de ofrecer.

Otras características domóticas que no podíamos imaginar

Antes hacíamos referencia al 5G. Este nuevo estándar de comunicación inalámbrica no solo nos permitirá navegar por Internet de forma mucho más rápida y fluida. Además, nos brindará la posibilidad de estar conectados en todo momento y dará pie al desarrollo definitivo del Internet de las Cosas.

Gracias al Internet de las Cosas, y teniendo solo a mano nuestro dispositivo móvil, seremos capaces de controlar cualquier elemento que necesitemos. Por ejemplo, aunque es algo que ya se puede hacer, la gestión remota de nuestro hogar será una realidad palpable. Además, empezaremos a disfrutar de las ventajas de seguridad que nos ofrecerá, por ejemplo, el coche conectado.

En definitiva, gracias a los altavoces inteligentes, a los asistentes inteligentes virtuales y al desarrollo del 5G parece que no tardaremos en disfrutar de casas mucho más eficientes y adecuadas a nuestras necesidades que nos harán la vida sensiblemente más cómoda.