Hotel en alturas Una aventura arquitectonica

Sky Lodge
Hotel en alturas Una aventura arquitectonica
Califica este artículo

Los amantes de la montaña podrán disfrutar a vista de pájaro de los hermosos paisajes que ofrece la naturaleza peruana gracias a los refugios colgantes ideados por Natura Vive. Las tres cápsulas, ancladas a la roca, permiten disfrutar de unas vistas privilegiadas mientras se trata de conciliar el sueño estando suspendido en el aire.

Skylodge Adventure Suites nace en la división de investigación y desarrollo de Natura Vive, una empresa turística especializada en escalada y rutas de montaña. Buscando compartir su experiencia y pasión montañera desarrollaron los Módulos de Vivienda Vertical.

 

Hotel en alturas Una aventura arquitectonica

El refugio colgante, situado en el Valle Sagrado de los Incas en Cuzco (Perú), presenta una estructura completamente transparente desde la que disfrutar de las magníficas vistas de la cuenca montañosa. El complejo está compuesto por tres módulos —Luna, Silves y Miranda—, cada una de las cuales cuenta con cuatro camas, un comedor y un baño privado.

La capacidad del refugio es de hasta ocho huéspedes por noche, puesto que Luna es utilizado como módulo de servicios. Fabricados en aluminio aeroespacial y policarbonato de alta resistencia, cada una de las cabinas está anclada a 21 puntos de sujeción en la montaña y es capaz de soportar 25 toneladas. Sus formas poligonales, que vistas desde los laterales conforman un octógono, favorecen su inmovilidad pese al viento.

Cada módulo mide 7,5 metros de largo y 2,6 metros de alto y ancho. Suspendidos a 400 metros de altura, los huéspedes podrán quitarse el arnés de seguridad una vez dentro del módulo puesto que la única salida se encuentra ubicada en la parte superior del cubículo.

El habitáculo, que tiene seis ventanas y cuatro conductos de ventilación, ofrece iluminación respetuosa con el medioambiente no solamente durante el día sino también por la noche gracias a paneles fotovoltaicos, que almacenan energía en baterías para alimentar las cuatro lámparas que hay en el interior de la estancia.

Para ascender al refugio los huéspedes podrán escoger entre dos vías de acceso: la clásica vía ferrata o a través de tirolinas. La primera incluye pasar sobre un puente colgante y escalar 400 metros utilizando unos peldaños metálicos anclados en la roca. El descenso en esta modalidad se realiza haciendo rappel desde una altura de 100 metros. La otra variedad incluye ascenso y descenso a través de tirolinas.

Proyecto: Skylodge Adventure Suites
Localización: Valle Sagrado de los Incas en Cuzco (Perú)
Medidas: 7,5 metros de largo y 2,6 metros de alto y ancho
Materiales: aluminio aeroespacial y policarbonato de alta resistencia