Trucos para evitar lidiar con cables enredados

Trucos para evitar lidiar con cables enredados

Trucos para evitar lidiar con cables enredados. Electricidad.

Por Juanjo Dioses.

 

Cuando usamos muchos dispositivos electrónicos, el riesgo de ser víctima de los enredos aumenta considerablemente. Dile adiós a este problema a través de estos útiles tips.

Basta sólo con enchufar unos auriculares a nuestra PC portátil mientras el teléfono se encuentra cargando su batería, para que la situación se transforme en un desastre total. Y esto se debe, principalmente, a que nuestros cables tienden a enrollarse con facilidad cuando entran en contacto unos con otros.

Lejos de optar por las costosas soluciones inalámbricas, aquí te presentamos unos sencillos trucos para que no pierdas la calma al momento de emplear varios equipos a la vez.

 

¿Por qué se enredan nuestros cables?

Antes de comenzar a hablar de este dilema, debemos hacer una breve referencia al origen de nuestra cuestión. Después de todo, ¿alguna vez te has sentado a preguntarte por qué tus cables se enredan tan fácilmente?

De acuerdo con un informe de la Universidad de California, cuando un cable se encuentra suelto y en movimiento, su propio desplazamiento es el causante de que las secciones más pequeñas se vayan incrustando dentro de las mayores, especialmente si presenta una longitud de entre 47 y 150 centímetros.

 

Primer paso: Reduce el número de cables

Como ya lo hemos advertido en un principio, poner varios equipos a trabajar al unísono puede ser perjudicial para tu tranquilidad, ya que corres el riesgo de tener que abandonar tus actividades para sentarte a desenredar los nudos. Por lo tanto, evita utilizar más de dos dispositivos al mismo tiempo.

Asimismo, es probable que cuentes con algunos artefactos que incluyan un cable de tipo USB; por ello, es importante que aprendas a deshacerte desde un primer momento de los cables idénticos, para prevenir los enredos a la hora de guardar tus equipos.

 

Segundo paso: Utiliza pinzas o sujeta-papeles

Una vez que te hayas asegurado de reducir tu cantidad de cables al mínimo, lo que tienes que hacer es mantener estirados aquellos que sean de uso imprescindible. Para ello, lo mejor es emplear pinzas o aprieta papeles para sujetarlos a la mesa o a la estantería más cercana. Del mismo modo, este truco puede ser de gran utilidad cuando transportes auriculares dentro de tu bolso o mochila.

 

Tercer paso: Adquiere un trozo de velcro

Otra opción muy sencilla y de muy bajo precio es la de comprar rollos de velcro y cortarlos en tiras del tamaño que necesites para sujetar todos tus cables. Ya sea que prefieras agruparlos por separado o bajo un mismo lazo, este material te ayudará enormemente a mantener tus cables ordenados, independientemente de sus longitudes.

 

Cuarto paso: Enróllalos correctamente

Hasta aquí hemos visto trucos efectivos para organizar los cables de los artefactos que se encuentran en funcionamiento. Ahora bien, ¿qué sucede con aquellos que debes transportar?

Un consejo efectivo para que tus auriculares o tu cargador no se enrollen dentro de tu mochila es el de utilizar un Grid-it. Se trata de un conjunto de elásticos que sirven para almacenar todo tipo de gadgets y accesorios de uso diario, de manera ordenada y bonita. Definitivamente, un complemento que no debe faltarle a ningún geek.

Si tienes paciencia y tomas los recaudos necesarios, podrás olvidarte de los enredos de una vez y para siempre.

Comentarios

[fbcomments]