La Televisión del Futuro está a la vuelta de la esquina

La Televisión del Futuro está a la vuelta de la esquina
Califica este artículo

Indra presentó los resultados del proyecto de I+D+i ImmersiveTV que ha hecho posible el desarrollo de tecnologías de producción de contenidos digitales inmersivos para promover la sensación de integración del espectador con la televisión, mucho más allá de las actuales técnicas 3D.

Immersive_TV

Las instalaciones del CeDInt de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) fueron el escenario elegido para celebrar esta Jornada, en la que también han participado el resto de socios que forman parte del Consorcio de “Immersive TV”. Además de la propia UPM, que colabora a través del CeDInt y del Grupo de Aplicación de Telecomunicaciones Visuales ([email protected]), han estado presentes responsables del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), así como las empresas especializadas en el sector de medios de comunicación, las telecomunicaciones y la domótica como Ericsson, Agile Contents, Eumovil (Grupo MediaPro) e Inmomatica. El proyecto contó con un presupuesto global de 2.7 millones de euros y ha estado cofinanciado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en el marco del plan Avanza Competitividad.

La relevancia de la televisión inmersiva radica en que hace posible que el espectador experimente en primera persona la acción que se emite, una acción que le envuelve y que le hace sentir parte y protagonista de ella, facilitando su interactuación con el escenario en cualquier dimensión espacial. Para ello, ha creado un sistema que es capaz de canalizar hacia la experiencia televisiva no sólo las señales habituales (audio y video), sino otras adicionales, como son los objetos en 3D, información estadística, documentación o señalización de los aparatos demóticos. La combinación de estas técnicas aporta profundidad a la visión, con sistemas de sonido envolvente.

Immersive-TV

De esta forma, el sistema forma parte de un nuevo tipo de aplicaciones que reserva un papel primordial al usuario quien, a través de la interactividad, puede ejercer un mayor control sobre los contenidos multimedia y el desarrollo de estos.

La plataforma inmersiva además aporta nuevas funcionalidades en relación con los sistemas que hay actualmente en el mercado, como son la integración de la publicidad, el Product-Placement (que consiste en la inserción de un producto, marca o mensaje dentro de la narrativa del programa), o merchandising, a través de objetos 3D e información relacionada con el contenido.

La solución consta de un software que puede instalarse en un receptor de televisión o decodificador (STB), middleware, red de entrega de contenidos (CDN) o en un dispositivo de TV. Su principal ventaja es su capacidad de integración de elementos y sistemas en una única plataforma, convirtiéndose en una solución idónea para cualquier proyecto futuro que necesite desarrollar un entorno inmersivo, ya que el sistema es fácilmente extensible, una ventaja adicional para adaptarse a necesidades y demandas específicas.

Además, el sistema recurre a dispositivos adicionales, como actuadores domóticos, y dispositivos de control del ambiente, con el objetivo de aumentar la sensación de inmersividad, ya que es posible configurar las variables ambientales del “Salón Domotico/Inmersivo”. Toda esta gestión sensorial, que hace que el espectador pueda sumergirse de una manera más real en los contenidos audiovisuales, podía definirse como la televisión inmersiva 4D.

Dos pilotos

La compañía ha hecho posible la creación de dos pilotos que evalúan la experiencia del usuario y le ofrecen la oportunidad de interactuar con los contenidos audiovisuales de una manera totalmente diferente a lo que hemos visto ahora.

El primero de ellos es el denominado ‘Escenario CAVE’, que se ha basado en la “cueva” virtual. En este caso, a través de un innovador espacio integrado por tres pantallas, el espectador está físicamente presente en la escena y puede interactuar con los contenidos que le rodean. Contempla la proyección de imágenes 3D y la inserción en tiempo real de objetos dentro de la escena.

El segundo piloto, el ‘Escenario Salón’, permite trasladar la experiencia al propio hogar del consumidor, reflejando un salón doméstico ‘del futuro’ que recibe contenidos vía broadband y vía broadcast. La sensación de inmersividad por parte del usuario se consigue mediante contenido 3D y elementos domóticos, como sensores, sistemas de audio 3D, iluminación de ambiente e iluminación de acento, difusores de aromas y difusores de humo, incluso la actuación con elementos de mobiliario como el sofá.

Su desarrollo podría permitir notables avances también en otros sectores, como la inmersión cognitiva para ayudar a personas con necesidades especiales; sistemas de guiado para cirugía o telecirugía; iniciativas de marketing y comercio electrónico que incluyan tours o pruebas virtuales de productos; sistemas de realidad aumentada que faciliten la comprensión del espectador en eventos, o aplicaciones de video conferencia inmersiva para equipos de trabajo distanciados geográficamente.

De hecho, el sistema dispone de una gran flexibilidad para extender el repertorio de comandos asociados, lo que significa que en el futuro se podrán incorporar nuevas funcionalidades o, incluso, mejorar modelos de negocio ya establecidos, como son la TV social o los contenidos por Internet.

Aún no se sabe cuándo es que esta TV estará disponible en el mercado.

Fuente: http://www.pcworld.com.mx