Cómo reemplazar un enchufe macho de tres patas

Enchufe tipo h

Cómo reemplazar un enchufe macho de tres patas

Cómo reemplazar un enchufe macho de tres patas. Electricidad en el hogar.

Por Juanjo Dioses.

 

Si se ha cortado el cable de alguno de tus electrodomésticos o deseas reemplazar un enchufe luego de un cortocircuito, no puedes perderte el siguiente tutorial.

En algunas ocasiones, los enchufes de tres patas pueden provocarnos un ligero dolor de cabeza, especialmente, cuando no somos especialistas en el tema, ya que su tercer cable se convierte en un nuevo elemento en discordia para las mentes acostumbradas a las opciones binarias.

En esta nota, lograremos resolver esta duda y algunas más. Te recomendamos tener a mano un destornillador de punta de cruz y leer con mucha atención.

Cómo conectar un enchufe de tres patas paso por paso

 

Paso 1: Quitar la tapa del enchufe y retirar el prensacables

Para comenzar con esta sencilla tarea, lo primero que necesitas hacer es separar ambas mitades del enchufe de plástico. Para ello, tendrás que girar el tornillo externo en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Una vez que tengas tu enchufe partido en dos, deberás retirar el espaciador del cable y el prensacables y dejarlos a un lado. Si bien es posible que alguno de estos elementos no se encuentre presente dentro de tu enchufe, ambos son fundamentales a la hora de evitar los cortes del cable como consecuencia de los tirones.

 

Paso 2: Separar los tres cables y cortar sus puntas

La principal diferencia que existe entre los enchufes de dos y de tres patas es que estos últimos llevan tres cables en su interior. Por ello, tendrás que separarlos antes de ingresarlos dentro del enchufe, calculando correctamente la distancia que hay hasta cada terminal.

Una vez que los tres cables se encuentren perfectamente separados, puedes proceder a cortar sus puntas con un pelacables, aproximadamente en una medida total de seis milímetros.

 

Paso 3: Sacar las patas y atornillar los cables

El siguiente paso es el de sacar las tapas y destornillar los terminales. Ten presente que aquí no es necesario destornillar demasiado, ya que corres el riesgo de que esos pequeños y finos tornillos caigan al suelo y luego no puedas encontrarlos.

Una vez hecho esto, tendrás que insertar los cables en cada uno de los terminales, sin perder de vista que el cable de color verde debe ubicarse siempre en el medio, mientras que los cables restantes pueden ser ubicados de manera indistinta. Al finalizar la operación, no olvides volver a atornillar, procurando no ejercer demasiada presión para no dañar ninguno de los cables.

 

Paso 4: Acomodar las patas y colocar el prensacables

Luego de que hayas sorteado con suerte la parte más difícil, tan sólo te resta volver a colocar las patas, ya sea en su posición frontal o lateral. Procura que las mismas queden fijas en su sitio correcto y que los cables se encuentren separados hacia atrás.

Finalmente, deberás ubicar el prensacables en su sitio, asegurándote de no apretar demasiado para no dañar el cable.

 

Paso 5: Unir ambas partes del enchufe

El último paso que resta para completar esta hazaña es el de volver a unir ambas mitades del enchufe. Esto se logra girando el tornillo externo en el sentido de las agujas del reloj. Cuando el objeto quede perfectamente firme, sólo tendrás que enchufarlo al tomacorriente para ponerlo en funcionamiento.

Como puedes ver, en tan sólo cinco pasos hemos logrado reemplazar un enchufe macho de tres patas. ¿Te animas a intentarlo en casa?

Comentarios

[fbcomments]