Clasificación de los Cables Eléctricos

Clasificación de los cables eléctricos
Clasificación de los Cables Eléctricos
Califica este artículo

Los cables eléctricos reciben diferentes tipos de clasificaciones en función de cómo se los usa, por la tensión que transportan, por cómo están construidos y por la aplicación que se les da. A partir de estos 4 puntos, la clasificación de los cables eléctricos es:

  1. Por su función:

    (a) Cables para el transporte de energía
    (b) Cables de control y para transmisión de señales codificadas

  2. Por su tensión de servicio:

    (a) De muy baja tensión (menos de 50 V.)
    (b) Baja tensión (más de 50 V y hasta 1,1 kV.)
    (c) Media tensión (más de 1,1 kV hasta 35 kV.)
    (d) Alta tensión (más de 35 kV hasta 150 kV.)
    (e) Muy alta tensión (por encima de 150 kV.)

  3. Por la naturaleza de sus componentes:

    (a) Con conductores de cobre o aluminio
    (b) Aislados con plástico, goma o papel impregnado
    (c) Armados, apantallados, etc

  4. Por sus aplicaciones específicas:

    (a) Para instalaciones interiores en edificios
    (b) Para redes de distribución de energía, urbanas o rurales
    (c) De señalización, telefonía, radiofrecuencia, etc
    (d) Para minas, construcción naval, ferrocarriles, etc

Algunas aclaraciones sobre la clasificación de los cables eléctricos

Son los elementos metálicos, generalmente cobre o aluminio, permeables al paso de la corriente eléctrica y que, por lo tanto, cumplen la función de transportar la “presión electrónica” de un extremo al otro del cable. Los metales mencionados se han elegido por su alta conductividad, característica necesaria para optimizar la transmisión de energía.

Los alambres y cuerdas se conforman a partir de estas materias primas y se construyen de acuerdo con las respectivas normas nacionales e internacionales, tales como las Normas IRAM 2176, 2177, 2022, 2204 y la norma de la Comisión Electrotécnica Internacional IEC 228.

Además de su naturaleza material, los cables deben ser capaces de ajustarse a las características de la instalación donde van destinados. Es ocasiones el recorrido de la línea es más o menos sinuoso, o inclusive puede ser necesario que acompañe al equipo que alimenta en su desplazamiento durante el servicio.

Por esta razón, los conductores de la misma sección pueden estar constituidos por haces de hilos metálicos de distinto diámetro, según la mayor o menor flexibilidad exigida al cable.
La mayoría de las normas clasifica a los conductores desde el más rígido (clase 1), constituido por un solo alambre, al más flexible (clase 6), formado por haces de hilos extremadamente finos.

Para las secciones iguales o superiores a 10mmª suele utilizarse cuerdas compactas que permiten obtener cables de inferiores dimensiones.